FOTOGRAFO BODAS

Miguel Marín

Fundador. Fotógrafo bodas.

Cuando me despierto y mi casa huele a café el día empieza mejor. Me gusta taparme con una manta cuando veo una película. Los años como trabajador social me aportaron una lectura muy especial. Me gusta teñir mi sensibilidad de diferentes colores. Hay veces que siento algo muy grande dentro de mi, como si tuviera que llorar y gritar tan fuerte que necesito que se sepa. De mi padre he heredado la riqueza de palabras. Si estoy callado mucho rato algo sucede. De mi madre, eso de cantar como si no hubiera mañana aunque no me sepa ni la letra. Pobres vecinos.

Javier Antón

Fotógrafo bodas.

Soy fotógrafo, o eso dicen, moderadamente alto y razonablemente joven, tampoco es para tanto. Como prueba de voluntad vine a nacer en Logroño, adquiriendo desde mis primeros pasos la categoría de logroñés contemporáneo –estrictamente de hoy– una especie de vanguardismo uniprovincial, distraído y modestamente cosmopolita. A lo largo de una carrera que se viene alargando al compás del tiempo he realizado diversos trabajos fotográficos; si no los conocen algunos les sonarán de algo, otros no, siendo estos más relevantes que aquellos.

Familia

Javier Botella

Vídeo

Sólo hay una cosa que se interponga entre el mundo y yo, una cámara. Me encanta la fotografía pero hace tiempo decidí contar mi realidad a través de varios fotogramas por segundo. La música y el vídeo es una de las mejores combinaciones.

Alejandra Gómez

Diseño Gráfico

Sólo veo dos formas de huir de la realidad, ver cine clásico o crear espacios en 3D, mi sueño? combinar ambas cosas.

Guillermo Botella

Vídeo

Como buen heredero de las costumbres de la arquitectura y el diseño, soy ordenado y armónico. Aunque soy un apasionado del cine en general, sería capaz de llevar una estampa de Wes Anderson en la cartera.