Si os sentís tocados de alguna manera por nuestra fotografía, no dudéis en decirnos hola! Quizás podamos llegar a crear algo que recordaréis siempre.

Soy Javi, soy fotógrafo, o eso dicen. Moderadamente alto y razonablemente joven, tampoco es para tanto. Como prueba de voluntad vine a nacer en Logroño, adquiriendo desde mis primeros pasos la categoría de logroñés contemporáneo –estrictamente de hoy– una especie de vanguardismo uniprovincial, distraído y modestamente cosmopolita. A lo largo de una carrera que se viene alargando al compás del tiempo he realizado diversos trabajos fotográficos; si no los conocen algunos les sonarán de algo, otros no, siendo estos más relevantes que aquellos.

Necesito que confiéis en mi. La confianza es un componente esencial para que pueda crear fotografías personales.

Si buscáis un fotógrafo clásico para vuestra boda seguramente no lo encontréis en mi. En cambio si os gustaría tener un reportaje de boda más ganso, vamos hablando.